La portavoz del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos en Jacksonville, Florida, Nancy Sticht, reveló al periódico regional La Perla del Sur que el permiso final para la construcción del Gasoducto del Norte podría retrasarse, lo que podría extenderse al año 2012.
De acuerdo con la información, al Cuerpo de Ingenieros le tomará un mes más completar la “Evaluación Ambiental Preliminar” del proyecto llamado la “Vía Verde”. Según la funcionaria, el análisis podría estar listo para el mes de noviembre. Y si es completada la evaluación preliminar para ese mes, tendrían luego que discutir los hallazgos entre las partes interesadas como la ciudadanía. Por lo tanto, los procesos durarían otros 30 días y no se conoce si será por consulta directa con las personas.
“Sabemos que las comunidades pueden tener información que quizás nosotros no tengamos, así que es importante conseguir los comentarios de ellos”, según Sticht declaró a La Perla del Sur. Luego de esos 30 días, el Cuerpo de Ingenieros decidirá si emite una Evaluación Ambiental Final o pone en marcha otro estudio aún más riguroso, la Declaración de Impacto Ambiental Federal (DIAF). Este proceso, entre evaluaciones de datos y recomendaciones, se alargaría hasta el mes de diciembre.
Sticht le reconoció al semanario La Perla del Sur que el espacio de tiempo está “apretado” para emitir una decisión final antes de que concluya el año. “El equipo que está evaluando esto está enfocado en hacer un buen trabajo, mirando toda la información y consultando con las agencias pertinentes. Y cuando se trata de un proyecto complejo como éste, eso toma tiempo”, recalcó la funcionaria federal. “Ellos no están enfocados en cumplir con un ‘deadline’”, agregó según La Perla.
Para el portavoz de Casa Pueblo, Arturo Massol Deyá, el atraso en el informe que se había rumorado saldría a la luz el 30 de septiembre, es un cambio de postura por parte del Cuerpo de Ingenieros producto de la desobediencia civil realizada por él y otros activistas frente a la Casa Blanca, así como de la gestión del congresista de origen puertorriqueño Luis Gutiérrez. Para Massol Deyá, es la victoria de otra batalla.
“Hemos ganado otra batalla, pero el país debe estar alerta, porque el aviso de huracán aún está vigente”, continuó el líder comunitario. “Exhortamos al Gobierno a retirar la propuesta del Gasoducto y a concentrar sus recursos limitados en opciones reales que beneficien a los 1.5 millones de abonados de la Autoridad de Energía Eléctrica”.
Diferentes entidades se han expresado en contra del proyecto como Casa Pueblo, Sierra Club, la National Congress of Puerto Rican Rights, The Labor Council for Latin-American Advancement, Lafayette Presbyterian Church, Union Theological Seminary, Greenpeace, Earth Justice, Green Party, East Harlem Preservation, El Puente, LatinoSports, la VirtualBoricua.com, la Trinity Lutheran Church de Brooklyn y grupos sociales a través de la red social Facebook y Twitter.

zp8497586rq